fbpx

Clase 2 – CCC y Escena del Crimen

  • Aislamiento y Protección de la Escena del Crimen.

Es común que vecinos o personas que transitaran por el lugar acudan a satisfacer su curiosidad y no parar hasta ver el cadáver, incluida la prensa, quienes invaden la escena para obtener primicias del hecho, mientras que en otros casos son los familiares de la víctima, quienes penetran físicamente en el lugar de los hechos, donde no solo entorpecen la labor policial, sino que resulta mucho más grave, cuando cogen, manipulan, cambian de lugar o se llevan los indicios o evidencias, dejando sus propias huellas, con lo que perturban el trabajo de la escena.

Para evitar estos inconvenientes, se debe colocar barreras, sogas, cintas de seguridad con avisos o letreros, con anotaciones grandes y legibles que indiquen “PROHIBIDO EL INGRESO”, esto demarcará la Escena del Crimen y permitirá advertir al público o personas hasta donde podrán llegar.

Asimismo, se protegerá las evidencias o indicios, sobre todo aquellas que pueden ser destruidas por pisadas, por agentes atmosféricos, como lluvia, viento, sol y otros que pudieran destruir o alterar los indicios o evidencias.

  • d. Ocupación de la Escena del Delito

Consiste en la toma de posesión temporal que la policía u otras autoridades pertinentes hacen de la Escena del Crimen, así como delos alrededores donde se puedan ubicar indicios o evidencias para practicar las diligencias técnico-científicas comprobatorias, tendientes al esclarecimiento del hecho investigado.

Inmediatamente a la comprobación o verificación del hecho y de modo simultáneo a la protección o aislamiento de la escena del crimen, se deberá comunicar por los medios más rápidos a:

  • Ministerio Público
  • Los Peritos de Criminalística
  • Unidad Policial Especializada que se encargara de la investigación (DIVINCRI, DIVISE, DIVANDRO, etc.)

La comunicación deberá ser ejecutada por el primer personal policial interviniente que verifica el hecho, no debiéndose esperar más de lo justamente necesario: “El tiempo que pasa, es la verdad que huye”.

De igual modo, desde el punto de vista técnico, una de las prioridades es comunicar a la Unidad de Criminalística, por cuanto es la parte técnico – científica que ingresará a la Escena del Crimen, la misma que no puede estar supeditada a una comunicación extemporánea.

Hasta este punto es vital la participación del personal policial que inicialmente ha tomado conocimiento del hecho delictuoso, ya que en las demás fases, para una adecuada investigación de la Escena del Crimen, dependerá de la presencia de los Peritos en Criminalística.

  • 2. A CARGO DE LOS PERITOS DE CRIMINALISTICA[6]
  • a. Llegada a la Escena del Crimen
  • Información Previa

Al llegar a la escena del crimen, y antes de ingresar en ésta propiamente, en primer lugar, quien conduzca el equipo de Peritos de criminalística, debe conseguir información acerca de lo sucedido de las personas que descubrieron el hecho, para evitar tergiversaciones al realizar el trabajo de campo. Luego de procesada dicha información recién se deberá intervenir propiamente la escena del crimen.

  • Coordinación con el Ministerio Público

En su calidad de titular de la acción penal, el Fiscal conduce la investigación criminal, y por ende, se deberá coordinar con él todas las acciones conducentes al procesamiento de la escena del crimen: quiénes intervienen, cómo intervienen, y en qué momento se retiran; todo ello con la finalidad de revestir con la legalidad procesal correspondiente esta diligencia.

  • Registro Cronológico de los Hechos

Para que el Informe Pericial sea coherente, es necesario que los hechos descubiertos en la investigación criminal sean explicados en orden cronológico, de manera que se pueda comprender plenamente el “iter criminis” usado por el autor del hecho punible. En este sentido se recomienda que los peritos registren preliminarmente durante el desarrollo de su trabajo, los siguientes momentos:

  • Hora de descubrimiento del hecho
  • Hora de llegada del equipo investigador
  • Hora de inicio de la inspección
  • Hora de término de la inspección.

Asimismo, se recomienda registrar aspectos como la situación atmosférica (sol, lluvia, viento, etc.) que se observó en cada una de las horas antes señaladas; las acciones y modificaciones que pudieron haber realizado las personas que descubrieron el hecho (tal vez retiraron algún objeto por seguridad); y todo aquella situación extraña (puerta forzada, ventana rota) o elemento ajeno que no guarde relación directa con el lugar de los hechos (casquillos de bala, el seguro de una granada, etc.)

  • b. Planeamiento de La Inspección
  • Selección de Los Peritos

Los Peritos que intervienen en la escena del crimen, así como el momento y el orden de sus intervenciones, son determinadas en base a criterios técnicos, conforme sea la naturaleza del delito investigado; siendo los más indicados para tomar dicha decisión el Fiscal y el Jefe de los Peritos. Todo esto con dos propósitos: “no inundar” la escena del crimen, y dar a cada profesional el espacio y tranquilidad necesarias para la realización de su trabajo. Así por ejemplo, en la actualidad se estila que el primer Perito en ingresar a la escena del crimen sea el experto en psicología forense, quien a partir de los elementos que componen la escena del crimen, determina el perfil psicológico del criminal, e incluso puede aportar rasgos físicos del mismo.

  • Medidas de Seguridad

En primer lugar, los Peritos deberán tener en cuenta los principios básicos de bio-seguridad, o sea, usarán los trajes necesarios para la protección de su integridad física (guantes, cascos, mascarillas, etc.); y del mismo modo, deberán asegurar las estructuras propias de la escena del crimen, pues estas podrían estar debilitadas como consecuencia de la comisión del delito mismo (por ejemplo, un incendio provocado, un derrumbe en una mina, etc.)

  • Determinación del Instrumental

Los Peritos deberán escoger las herramientas idóneas con las que procesaran la escena del crimen, así como las que utilizarán para el recojo yalmacenamiento de los indicios y/o evidencias sin que estos se vean contaminados; de lo que se infiere que para este momento, la información previa de la que hablamos líneas arriba, ya se les fue comunicada, de tal modo que los Peritos acudan a la escena del crimen provistos del instrumental idóneo para cada caso.

  • Priorización de las Evidencias o Indicios

Son los Peritos intervinientes quienes deciden el grado de importancia de cada evidencia o indicio encontrado; partiendo de lo genérico a lo específico, y del exterior hacia el interior de la Escena del Crimen; de tal modo que sean correctamente numerados, perennizados y recogidos de su lugar primigenio.

  • Método de Registro

Al buscar, registrar y proteger los indicios o evidencias será necesario distinguir los elementos de convicción de aquellos que no se relacionan con la comisión del delito; cuáles constituyen evidencia y cuáles constituirán prueba; por lo tanto, registrar la escena del crimen “de cabo a rabo” será inexorable.

En este sentido, se recomienda elegir un método de registro en base a si la Escena del Crimen se encuentra en campo abierto o en campo cerrado. Para el primer caso tenemos:

  • Método del peine (lineal, de afuera hacia adentro)
  • Método de franjas (doble peine, de norte a sur y de este a oeste)

Y para el caso de campo cerrado, tenemos:

  • Método de cuadros (dividir la escena en dos o más cuadros)
  • Método del reloj (espiral, de afuera hacia adentro)
  • c. Ingreso a la Escena del Crimen[7]
  • Aplicación del Método Seleccionado

Los Peritos harán su ingreso a la escena del crimen propiamente, en el orden previamente establecido y de acuerdo al método escogido. Así, deberán seguir los siguientes pasos para cada método en concreto:

  • Método del Peine

Los Peritos ingresan en fila por uno de los extremos de la escena del crimen, luego avanzan paralelamente hasta el extremo opuesto; y finalmente giran, siempre en fila, hacia uno de los lados y regresan del mismo modo que ingresaron.

  • Método de Franjas

Se recomienda para escenas del crimen abiertas y de gran extensión. Consiste en realizar un doble método del peine; de sur a norte y de este a oeste, al unísono o por separado.

  • Método de Cuadros

Consiste en dividir la escena del crimen en dos o más cuadros marcados con tiza, asignándole un número o una letra a cada uno; y donde un Perito podrá trabajar independientemente de los otros.

  • Método del Reloj

Los Peritos ingresan a la escena del crimen haciendo círculo del exterior hacia el interior. Pueden ingresar de a dos, pero en sentidos opuestos, de tal modo que cuando lleguen al centro, ambos regresen al punto de partida por el camino que ingresó su colega, a efectos de no dejar ningún rincón de la escena del crimen sin registrar.

  • Registro de Indicios y Evidencias

En principio, la búsqueda de los indicios y/o evidencias se realiza de lo genérico a lo especifico, sean en campo abierto o en campo cerrado, del exterior hacia el interior; e interpretándose las mismas con el apoyo de otro tipo de información, a estas alturas ya recolectadas, como los testimonios.

Los indicios y evidencias se clasifican en:

  • Fijas

Todas aquellas que por su naturaleza no pueden ser movidas de la escena del crimen, por lo que su procesamiento deberá realizarse con el apoyo de capturas fotográficas, fílmicas, o moldeados in situ. Por ejemplo, huellas de pisadas, de neumáticos, dactilares, etc.

  • Móviles

Todas aquellas que pueden ser trasladadas a los laboratorios de peritaje. Por ejemplo, fibras, cabellos, armas, cadáveres, etc.

  • d. Perennización de la Escena del Crimen[8]

Por regla general, el registro fotográfico de la Escena del Crimen debe ser la primera acción pericial realizada; empezándose por tomas fotográficas panorámicas del lugar de los hechos (es decir, la escena del crimen más un sector prudente del área geográfica que lo rodea); luego se irá avanzando (al mismo tiempo que se enumeran las evidencias o indicios que aparecen) tomando fotografías hasta capturar el núcleo de la escena del crimen; siempre desde varios ángulos distintos.

La finalidad de la perennización es fijar para la posteridad las condiciones generales y específicas en que se encontró, por separado, cada elemento constituyente de la escena del crimen y la composición misma de todos los elementos juntos; para poder conseguir una análisis contextualizado de las evidencias y/o indicios.

e. Recojo de las Evidencias e Indicios

  • Técnica de Recojo

En toda escena del crimen encontraremos evidencias o indicios fijos y móviles; las cuales deben ser llevadas al Laboratorio Pericial, en su totalidad o una parte de ellas. En el caso del traslado de las evidencias o indicios fijos, se utilizaran técnicas de moldeado “in situ” para trasladar una “copia” de las mismas al Laboratorio; y en el caso de las evidencias o indicios móviles podrán ser llevados al laboratorio, íntegramente o la fracción necesaria, conforme sea lo más apropiado. En todos los casos, a dichos objetos trasladados se les denominará “muestras”.

Así por ejemplo, en el caso de huellas de pisadas halladas en suelo concreto, se puede tomar la muestra con una cinta adhesiva o con tomas fotográficas con luz rasante. En el caso de botellas de vidrio destapadas, se las sostiene introduciendo un dedo por su boquilla y con otro dedo se sostiene de su base. Las armas de fuego se agarran sosteniendo el aro protector del gatillo. Los papeles se toman con pinzas y sin doblarlos. Las manchas en vestidos y prendas se dejan secar y se envían al laboratorio pericial. Las armas blancas se toman por el filo o por sus extremos, pero nunca por su superficie lisa. Los líquidos y las comidas se trasladan en sus envases originales o en envases estériles nuevos.

  • Marcado de las Evidencias

A mérito que en la Escena del Crimen intervendrán una pluralidad de sujetos, precisándose que sea en orden, siempre existirá el riesgo que los indicios y/o evidencias sean movidos y no devueltos a su lugar original, lo que puede llegar a desvirtuar totalmente el procesamiento de los indicios y/o evidencias hallados. En este sentido, es inexorable marcar o poner una señal, que sólo el equipo pericial distingue, a cada indicio y/o evidencia.

f. Embalaje, Rotulado y Etiquetado[9]

  • Selección del Envase

Se debe escoger el envase que proteja mejor la integridad de la evidencia o indicio de posibles daños o alteraciones en el traslado de éstas al laboratorio pericial. Lo ideal es que el Perito acuda a la Escena del Crimen con una amplia gama de recipientes (bolsas de papel, de plástico, botellas de vidrio, probetas; todos ellos de distintos tamaños, etc.) para que pueda tener un amplio abanico de posibilidades de envasado.

Asimismo, cuando las muestras sean enviadas a laboratorios geográficamente muy distantes de la escena del crimen, deberá ponerse especial cuidado en la preparación del paquete en el que se envía la muestra envasada; es decir, el paquete debe proteger el envase y estar cerrado de tal forma que quien lo reciba pueda observar con facilidad si el mismo ha sido abierto.

Así por ejemplo, si la muestra es enviada en un envase de vidrio, éste tendrá que ser enviado en un paquete que evite la ruptura de dicho envase. O de ser el caso, si se tiene que enviar objetos que contienen huellas impresas, estos deben ser envasados cuidando que la parte crítica (o sea, la zona exacta donde se encuentra la huella) no tenga contacto con nada que la elimine.

  • Empaquetado Correcto

A estas alturas ya tenemos los indicios o evidencias fotografiadas, marcadas y señaladas en la Escena del Crimen; correspondiendo ahora ser enviadas a los laboratorios periciales para sus respectivos análisis. En este sentido, una vez envasados cada indicio o evidencia (recomendablemente por separado), éstos deben empacarse en cajas de cartón o madera resistentes, las mismas que deben cerrarse con cinta adhesiva y ser etiquetadas señalando su contenido, lugar donde fue recogido, quién lo recogió; y alguna observación importante (por ejemplo, frágil). Finalmente deberán aparecer visiblemente las firmas de las autoridades intervinientes (policía, Fiscal, e incluso podría firmar el abogado defensor); no obstante se utilicen sellos, rotulados prediseñados, etc. que garanticen su contenido.

  • g. Cadena de Custodia[10]

En términos generales, incluye el resguardo de toda la escena del crimen; pero en términos técnicos, la Cadena de Custodia sólo recae sobre las evidencias e indicios. Dicha cadena debe iniciarse desde el momento en que se constata el hecho materia de denuncia, que por lo general es realizada por el personal de la policía, quienes suelen tomar conocimiento de los hechos en primera instancia. En este sentido, la Cadena de Custodia se constituye de facto, con la constatación del hecho criminal por parte del personal policial que llega a la escena del crimen, quienes deben acordonar la misma para que todas las evidencias e indicios en su interior permanezcan incólumes hasta la llegada del Fiscal y los Peritos. Sin embargo, la Cadena de Custodia no termina ahí, sino que continuará vigente hasta que dichos indicios y evidencias sean entregados a su destinatario final, que en ciertos casos será el Laboratorio Pericial (que dependiendo del tipo de pericia puede ubicarse en la misma ciudad o en la ciudad de Lima), y en otros, será el órgano jurisdiccional; siendo lo invariable que los responsables de la cadena adopten todas las medidas de seguridad necesarias para evitar el extravío de aquellas muestras.

  • h. Actos de Pre-Finalización

Culminada la labor de campo es necesario registrar la actividad pericial de manera formal para que aquella esté revestida de la naturaleza procesal del caso; y con dicho propósito, por lo general, se emitirán actas y notificaciones.

Luego, cada Perito interviniente en la Escena del Crimen, deberá remitir sus muestras al Laboratorio que corresponda en cada caso; precisando el estudio o análisis que se debe desarrollar sobre la misma; sin apartarse en ningún momento de todas las indicaciones explicadas líneas arriba respecto del Embalaje y la Cadena de Custodia.

i. Finalización de La Inspección [11]

Carrito de compras
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo